Está de más decir que Talleres atraviesa la crisis más grande de su historia apadrinada por gerenciadores a los que no se les cae una sola idea, y que a esta altura, sus gestos demagógicos de apelar a súper héroes, no pueden tapar su inconmensurable incapacidad dirigencial.

Sin importarles que Talleres está muy cerca del Argentino A como resultado de lo que es la peor campaña de su existencia como institución, han usado un escudo llamado Gareca para seguir escondiendo tanta inutilidad y protegerse de las merecidas críticas que llueven del mundillo futbolístico nacional.

El popular “Tigre”, quien tuvo el apoyo de los hinchas por haberle ganado a Belgrano en forma agónica y con el último penal la final del campeonato de ascenso 1998, debió poner el pecho durante esta interminable seguidilla de partidos con pésimos resultados, cuando era evidente que nada iba a cambiar, como no ocurrió en el 2001, cuando el mismo técnico obtuvo otro record: ocho partidos perdidos y uno empatado, hasta ese momento la peor campaña que la T había realizado, y cuya pobrísima cosecha terminó depositando los colores albiazules en la B Nacional, ya que el pobre promedio no se pudo levantar ni con el tercer puesto obtenido en el Clausura del 2004.

Está visto que la falta de imaginación y la demagogia de su principal gerenciador no conoce de límites. Sigue apelando a los fantasmas del pasado para torcer un destino que si depende de su ingenio parece irreversible. Pretende traer a JJ López, entrenador con poca experiencia en la categoría, con quien Talleres tuvo un veranito que terminó con la tempestad que hizo naufragar el barco albiazul en las frías aguas de la B Nacional tras perder increíblemente las 2 finales con Argentinos Juniors (cuarto equipo de la B) cuando tenía todo a favor, localía y ventaja deportiva.

Esta dirigencia pegando un manotazo al pasado, también incorporó a Diego Garay y al “goleador” Piriz Alvez quien no ha concretado ni un sólo gol desde su regreso.

Invito a los hinchas a que imitando la habilidad de idealizar el pasado que posee nuestro gerenciador, roguemos al espíritu de Angel Amadeo Labruna, o al de los maestros Bravo y Pedernera para que los delanteros de Talleres sean poseídos por las almas de Bocanelli, Bravo y Cherini, que los mediocampistas hagan lo propio con las de Ludueña, Cabrera y Valencia y que nuestra floja defensa sea la reencarnación de Ocaño, Galván, Oviedo y Astudillo.

Y si de pedir milagros se trata, lo último que podríamos soñar es que el actual gerenciador de Talleres se ilumine con el 10% de las ideas revolucionarias de Amadeo Nuccetelli y deje de ampararse en el escudo de lo que ya pasó, no siga nutriéndose del vencido plato de lo que ya fue, deje de devastar el semillero y designe un técnico que no aparezca en los libros de historia antigua albiazul, que conozca los secretos de la divisional y que se mantenga en el cargo por sus capacidades, no para proteger con su falsa espalda de prócer y súper héroe la debilidad de una dirigencia que apeló a todo tipo de recursos para sentarse en un sillón que le queda inmensamente grande.

Gustavo Gerdel

 

 

Amadeo:
Te estaremos eternamente agradecidos.
Que lástima que nos acordemos de
lo grande que fuiste cuando ya no estás...

 
 
 
 

 



Home Page

Las mejores fotos del mundo

Aprendé a Bucear !!!!!


Realización: Gustavo Gerdel

 
 
 
 
Tabla
 
 
Fixture
 
 
Result
 
 
 
 
Cantos
 
 
 
Home